News

 

Bioplásticos para empaques de alimentos y bebidas




Mejor rendimiento de los bioplásticos de AIMPLAS, para preservar la calidad de los alimentos y bebidas, pero también cuidar la huella de carbono que ha sido tan afectada.

El proyecto PRESERVE, es una iniciativa europea, coordinada por el Instituto Tecnológico del Plástico y 26 socios participantes, que con recubrimientos de barrera al vapor de agua, basados en PHA, mejoran las propiedades de los alimentos.

Además, los bioplásticos fomentan el uso circular de envases biobasados, contribuyendo a impulsar la competitividad europea del sector e impulsando a crear nuevos procesos, recubrimientos y adhesivos innovadores.

Seguro te interesa: Investigadores desarrollan plástico basado en almidón de patata

Plásticos biodegradables y reciclablesAimplas es un proyecto que ayuda a las empresas a tener una economía circular, una de las principales tareas en la industria alimentaría es reducir los empaques de un solo uso, es por eso que este tipo de innovaciones son tan aclamadas.

El principal objetivo de PRESERVE, es sustituir los envases de alimentos u bebidas por plásticos biobasados, para lograrlo trabaja en la mejora de las tecnologías ya existentes de diseños de envases, gestión de residuos y recuperación de polímeros.

Con esto se impulsa el uso circular de los plásticos y de la misma manera la economía circular, generando una competencia sana en el sector de alimentos de Europa.

Este proyecto impulsa el uso circular de plásticos por sus características reciclables.

Bioplásticos con tecnologíaEste tipo de innovaciones no se originaron de una manera tan sencilla, para lograrlo se han hecho innovaciones donde se estudian todos los componentes, las barreras que tengan mejor resistencia y los que ocasionen menor daño ambiental.

Los de recubrimientos de barrera al vapor de agua basados en PHA para mejorar las propiedades de envases basados en celulosa, desarrollan materiales reforzados en procesos de compounding.

Además, se hace una destrucción de lámina plana convencional para la mejora de las propiedades mecánicas de los bioplásticos reciclados, con la experiencia de que el centro ya interviene en procesos de reciclado químico y enzimático para dar una segunda vida a los nuevos envases desarrollados.

Nuestro objetivo es minimizar el uso de plásticos de origen fósil fomentando el desarrollo de bioplásticos con las mismas propiedades e incluso mejores”, comenta Lola Gómez, investigadora principal del proyecto en AIMPLAS.

Un proyecto que crea un futuro sustentableEl proyecto planea durar cuatro años y va a la mitad de su ejecución y planea cambiar hasta el 60% de los envases que actualmente utiliza el mercado, en donde participan organizaciones de 9 países europeos.

Con financiamiento del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, este proyecto pondrá un énfasis en los insumos para empaque que utiliza la industria de alimentos y debería utilizar para bien del cambio climático.

En el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la UE, participan 9 países. Foto: AIMPLAS.

Continúa leyendo: Desarrollan resinas con desechos de tomate para recubrir el interior de latas de alimentos


Publication date: 02/05/2023

Source: The Food Tech